La pornografía, ¿está volviendo locos a los hombres?

Publicado el  Miércoles 13 de julio de 2011

Por: Naomi Wolf*

*Nota del editor: Naomi Wolf es una activista política y crítica social. Su libro más reciente es Give me liberty: A handbook for american revolutionaries. Para conocer más de Wolf, puedes visitar el sitio Project Syndicate o seguirla a través de Facebook y Twitter.

Es difícil ignorar la cantidad de hombres de poder que en los últimos años (y meses) se han comportado de manera autodestructiva por actos sexuales inapropiados. Algunos han sido desde hace mucho sexualmente voraces; pero a diferencia de hoy, sin embargo, eran mucho más discretos y generalmente utilizaban mejor el juicio con el fin de cubrir sus faltas.

Por supuesto, la posibilidad de una mayor tecnología en la actualidad para exponer el comportamiento privado es parte de la razón de este cambio. Pero ése es precisamente el punto: muchos de los hombres atrapados en escándalos sexuales en los últimos meses se han expuesto a sí mismos –a veces literalmente– a través de la adopción voluntaria de mensajes de texto o redes sociales y de otros medios indiscretos.

¿Qué está impulsando esta extrañamente desinhibida toma de decisiones? ¿Podría ser que la amplia disponibilidad y consumo de pornografía en los últimos años, en realidad esté reprogramando el cerebro masculino, afectando el juicio de los hombres acerca del sexo y dificultándoles controlar sus impulsos?

Hay un conjunto creciente de evidencia científica que apoya esta idea. Hace seis años, escribí un ensayo titulado El mito de la pornografía, que señaló que los terapeutas y consejeros sexuales estaban conectando, anecdóticamente, el aumento en el consumo de pornografía entre los hombres jóvenes con un incremento de la impotencia y la eyaculación precoz entre la misma población. Estos eran hombres jóvenes y sanos que no tenían ninguna patología orgánica o psicológica que pudiera interrumpir la función sexual normal.

La hipótesis de los expertos era que la pornografía estaba insensibilizando de manera progresiva la sexualidad de estos hombres. De hecho, la eficacia de la pornografía hardcore para lograr una rápida insensibilización de los sujetos ha provocado su uso frecuente en la formación de médicos y equipos militares, para hacer frente a situaciones muy impactantes o sensibles.

Teniendo en cuenta el efecto de insensibilización en la mayoría de los varones, los investigadores encontraron que requerían rápidamente de niveles más altos de estimulación para alcanzar el mismo nivel de excitación. Los expertos que entrevisté en ese momento especulaban que el uso de la pornografía estaba insensibilizando a hombres jóvenes y sanos ante el atractivo erótico de sus propias parejas.

Desde entonces, una gran cantidad de información acerca del sistema de recompensa del cerebro se ha acumulado para explicar esta reprogramación de manera más concreta. Ahora sabemos que la pornografía ofrece una recompensa al cerebro masculino en la forma de un incremento de la dopamina a corto plazo, que, durante una hora o dos, levanta el estado de ánimo de los hombres y les hace sentirse bien en general. El circuito neuronal es idéntico al de otros desencadenantes adictivos como las apuestas o la cocaína.

El potencial adictivo es también idéntico: al igual que los jugadores y los consumidores de cocaína pueden llegar a ser compulsivos, y necesitan jugar o inhalar más y más para obtener el mismo incremento de dopamina, los hombres que consumen pornografía pueden engancharse con su consumo. Al igual que con otros disparadores de recompensa, después de que el estallido de dopamina se desvanece, el consumidor siente una gran caída: está irritable, ansioso, y anhela la próxima dosis. (Hay nueva evidencia, descubierta por Jim Pfaus en la Universidad Concordia en Canadá, de que la insensibilización puede estar afectando a las mujeres consumidoras de pornografía también).

Este efecto de la dopamina explica por qué la pornografía tiende a ser cada vez más extrema con el tiempo: las imágenes sexuales ordinarias pierden su poder, lo que lleva a los consumidores a necesitar imágenes que rompan tabúes de otras maneras, con el fin de sentirse igual de bien. Por otra parte, algunos hombres (y mujeres) tienen un ‘agujero de dopamina’ –su sistema cerebral de recompensa es menos eficiente– lo que los hace más propensos a convertirse en adictos a la pornografía extrema con más facilidad.

Al igual que con cualquier adicción, es muy difícil, por razones neuroquímicas, dejar de hacer cosas –incluso cosas autodestructivas– que le permiten conseguir el siguiente impulso de dopamina. ¿Podría ser esta la razón de que los hombres que en el pasado podían mantener las medidas necesarias para conducir sus asuntos a puerta cerrada; ya no pueden resistir el impulso de enviar un mensaje de texto de autoincriminación? Si es así, estos hombres podrían no ser demonios o faltos de moral, sino adictos que ya no están completamente en control de sí mismos.

Esto no quiere decir que ellos no sean responsables por su comportamiento. Pero yo diría que es un tipo diferente de responsabilidad: la responsabilidad de entender el potencial altamente adictivo del uso de la pornografía, y buscar consejería y medicación si la adicción comienza a afectar a la propia esposa, familia, vida profesional, o a su juicio.

Actualmente, existe un modelo eficaz y detallado para la rehabilitación de hombres adictos al porno y su restauración en un estado mental más equilibrado, uno que esté menos a merced de sus compulsiones. La comprensión de cómo la pornografía afecta al cerebro y causa estragos en la virilidad masculina permite a la gente tomar decisiones mejor informadas –en lugar de engancharse en un autodesprecio sin sentido o en prejuicios colectivos –en un mundo que se ha convertido en más hardcore y más adictivo.

Las opiniones expresadas en este artículo son únicamente de Naomi Wolf.

6 Comentarios to “La pornografía, ¿está volviendo locos a los hombres?”

  1. Zaboo dice:

    Este articulo es tan estúpido como cuando dicen que la culpa de las masacres en EEUU es de Marilyn Manson y sus canciones que incitan a la violencia… ¡claro! todos los millones de fanáticos de Manson son asesinos en universidades publicas, ¿Manson enferma a las personas para que todos sean asesinos? o es gente que ya esta enferma y no distingue una expresión musical de un acto terrible?.

    ¿Cuanta gente ve y ha visto pornografía durante los últimos 50 años? ¿Todas estas personas son ahora violadores? ¡Claro que no! es fácil culpar a los demás de nuestros propios actos, la culpa no es de la pornografía, esas personas ya están enfermas y es falso que la pornografía los haga hacer esas cosas, si hacen eso es porque ver pornografía para ellos no es suficiente, tienen problemas familiares, personales o psiquiátricos pero es totalmente falso que la pornografía sea la responsable, jamás lo han demostrado. Los mayores casos de abusos sexuales se dan entre miembros de la misma familia de la victima y en familias pobres donde la mayoría de las veces no tienen siquiera acceso a Internet. ¿Como pudo la pornografía dañar la mente del violador en todos esos casos? Todo es cuestión de los valores que te dan en tu familia y de la educación que recibes.

    Es más las ligas sobre rehabilitación de hombres adictos al porno y como la pornografía afecta al cerebro en realidad nada tienen que ver con este estúpido articulo.

    El primero solo menciona la opinión de un sujeto (Parker) que dice que podría asegurar que alguien que se acuesta con 3 personas ve mucha pornografía, pero no muestra ningún estudio ni comprueba nada.

    El segundo habla sobre como la adicción al sexo es un mito.

    Me gustaría ver los estudios y las fuentes de información que usaron para escribir esta estupidez, de lo contrario se sugeriría que borren este articulo y tengan respeto a la audiencia y no publiquen mentiras y exageraciones amarillistas conservadoras. En toda la historia de la humanidad ni la prohibición ni la censura han mejorado o corregido un problema. ¿Miento? de muestren que me equivoco…

  2. Omar dice:

    Interesante

  3. “AAPI” (Ayuda a Adictos a la Pornografía en Internet), como su nombre lo indica, representa para mi la puesta en marcha de una idea que se ha instalado en mi mente desde hace ya largo tiempo.

    El espíritu del presente es intercambiar ideas, experiencias de vida ó cualquier testimonio que promueva la toma de conciencia acerca de las terribles consecuencias que, progresivamente, trae aparejado el uso (y posterior abuso) de lo que comienza siendo un simple “entretenimiento” el cual, en la gran mayoría de los casos, deriva en situaciones desastrosas, no sólo para quien, a esta altura podemos denominar ADICTO, sino también para su propio entorno (familia, amigos, trabajo, estudios, etc.)

  4. dolores lopez dice:

    yo no se si se estaran volviendo locos pero lo que si se es que la mayoria de violaciones son de hombres a mujeres, que practicamente so los hombres que utilizan a las prostituta, que los abusos a niñas o niños son hombres los que las realizan son esos hombres personas o que se estan volviendo locos ja ja lo que son son unos energumenos mal nacidos que cuando piensan en una niña o en una menor lo que en realidad quisieran es estar con las hijas son unos sinverguenzas eso son yo jamas e deseado aun niño jamas y como yo la mayoria de las mujeres quizas sea por que somos madres y es lo mas importante sentimos alos hijos dentro de nosotras ellos no eso esta claro se pueden contar con los dedos de una mano los buenos y sanos son muy poco lo siento pero es lo que pienso.

  5. Lucas dice:

    Muy informativo pero es un tema tan amplio que se queda corto tengo 40 años y la pornografia a cambiado al mismo nivel de la tegnologia y en algunos casos la se han motivado una a la otra y vicevrsa, que las nuevas generaciones por falta de contacto (en todos los sentidos) y comunicacion interpersonal crean su mundo con la informacion que les llega. Y respecto a los “viejitos raboverdes” son personas que por trabajo o fama tampoco tubieron contacto con la “gente comun”… Me gusta hablar del tema espero mas repotajes para que no se quede esto a medias.
    Saludos…

  6. luis david dice:

    no pienso k sea estúpido el articulo pero si falto de información al satanisar al hombre de adicto al porno hablemos en términos médicos el hombre promedio tiene una tendencia al sexo mayor k la mujer esto se debe al alto nivel de testosterona en el cuerpo misma y en cargada del desarrollo masculino ya k si presenta un nivel bajo de testosterona puede decirse no con exactitud que probablemente tenga tendencias homosexuales pero esto es una probabilidad nada exacto . volviendo al tema un ginecólogo por mucho estudio k tenga no puede saber con exactitud lo k pasa por lamente de una mujer k esta menstruado ni los síntomas k presenta ni saber lo k siente una mujer embrazada asía su hijo, digo esto por k !Naomi Wolf ¡ no es hombre por lo tanto no puede hablar con exactitud sobre lo k pasa el la mente de un hombre k consume porno . hay datos científicos que muestran k el 80 al 87 % de los varones alguna ves en alguna etapa de su vida an consumido porno esto kiere decir k de sirle aun hombre k no consuma porno es como pedirle k deje deser hombre . hay k aclarar k el porno al igual k la computadora el celular ,maquillaje, mp3 , el consumo de alcohol y cigarros son dañinos en exceso si bien claro esta k el porno al igual k cual quier cosa puede causar adicción pero esto no indica k sea un factor detonante para el consumidor convirtiéndolo en un violador en serie se imaginan si esto fuera así mas del 70 % de la población masculina serian violadores . claro como toda cosa tiene un pro o una parte negativa y se an mostrado en estudios k los k con sumen porno mas de 3 hora al día presenta en el liquido o materia gris un atrofio en un 60% de la funcionalidad neuronal y un 21% en la motriz en reflejos de reacción esto indica k el consumidor se vuelve lento en reacción y un poco torpe

Comentarios