Es “un acto de masoquismo” que el PAN y el PRD sigan en el Pacto por México, dice Movimiento Ciudadano

Publicado el  Lunes 04 de marzo de 2013

(15:00) La bancada de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados describió como “un acto de masoquismo” que los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) se mantengan en el Pacto por México, que en diciembre firmaron con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Yo creo que los partidos pactistas pues tendrán que replantearse (…) me parece que es un acto de masoquismo el que el PRD y el PAN sigan respaldando un pacto donde el titular del Ejecutivo se asume directamente como dirigente de un partido político, en este caso el PRI”, dijo a medios el vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja.

La declaración se produce un día después de que el PRI reformara sus estatutos para permitir que sus legisladores apoyen la aplicación de impuestos en alimentos y medicinas e inversión privada en Petróleos Mexicanos (Pemex). Los priistas también acordaron dar al presidente Enrique Peña Nieto un asiento en su Comisión Política Permanente.

Al respecto, el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, rechazó que el Pacto por México se haya roto a raíz de la reforma interna del PRI, aunque insistió en que el perredismo rechazará intentos por gravar alimentos y medicinas.

“Que nos digan exactamente en qué está roto. ¿Porque el PRI modificó sus estatutos y pone cosas que no están en el pacto, eso lo rompe al pacto? El PRI no legisla, el PRI no es el dueño de las decisiones el país”, dijo Zambrano a periodistas.

El vocero de los diputados del PRD, Carlos Reyes, aseguró el domingo que el pacto está “prácticamente roto” luego de que el PRI eliminó de sus reglas internas la prohibición de promover la generalización del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Algunos legisladores de la izquierda consideran que el PRI quiere conceder poderes excesivos al presidente, que inició su mandato el 1 de diciembre.

Mejía Berdeja puso como ejemplo la iniciativa de reforma al fuero, en la que los priistas plantean que el mandatario mantenga la inmunidad legal que tiene actualmente y sólo se elimine la de otros funcionarios. Según Mejía Berdeja, si esa reforma se concreta, afectará a los legisladores “incómodos al poder”.

Comentarios