La ejecución de Edgar Millán y el tamaño del enemigo

Publicado el  Viernes 09 de mayo de 2008

La reciente ejecución de Edgar Millán, Coordinador General de Seguridad Regional de la PFP, es un hecho que debe verse con preocupación.

Si bien las autoridades sostienen que han emprendido una guerra contra la delincuencia organizada y, específicamente, contra el narcotráfico, creo que nadie sabe en realidad de qué tamaño es el enemigo, donde está y hasta dónde ha logrado penetrar.

Edgar Millán era uno de los hombres clave en la lucha contra el narcotráfico y contra las bandas de secuestradores. Entre otras cosas, como ejemplo, estuvo al frente del rescate de Rubén Omar Romano (ex técnico del Cruz Azul) y en el decomiso del arsenal que la policía detectó en la colonia San Ángel de la ciudad de México, el pasado 22 de enero.  

La noche de este miércoles 7 de mayo, Millán fue acribillado con nueve balazos prácticamente a las puertas de su casa.

Tuve la oportunidad de conocer a Edgar Millán a propósito del decomiso del arsenal de San Angel. Aquí se puede consultar parte de la entrevista con este funcionario, en la que reconoce abiertamente que los grandes cárteles de la droga operan en la capital mexicana.

Creo que la discusión sobre si el ejército debe o no enfrentar al crimen organizado, debe quedar superada por el momento, porque no hay otra alternativa. Y, como dijo el presidente de la Comisión Nacional de los Drechos Humanos, sería un “suicidio” pernsar que en este preciso momento los soldados regresen a sus cuarteles. El problema es que, según las propias autoridades, hay más de 100 mil soldados que se han pasado a las filas del crimen organizado. 

Sin duda estamos frente a una guerra. El problema es que nadie sabe, hoy por hoy, si se está ganando o perdiendo esta guerra, porque, insisto, se desconoce el tamaño del enemigo. 

Video: entrevista con Edgar Millán

Comentarios