Autoridades recolectan pruebas para resolver la muerte de un menor en un cine

Publicado el  Jueves 15 de noviembre de 2012

(16:01) Las autoridades de la Ciudad de México analizarán nueve ojivas y ocho casquillos que les entregaron habitantes de la delegación Iztapalapa durante un operativo en esa zona para investigar la muerte del niño Hendrik Cuacuas, de 10 años, tras recibir un disparo cuando estaba dentro de una sala de cine, informó la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

La Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio determinará si las ojivas y los casquillos corresponden con la bala que recibió Hendrik en la cabeza el pasado 2 de noviembre, y que le provocó la muerte dos días después.

Personal de PGJDF ha realizado 200 entrevistas a vecinos de la Plaza Ermita, donde ocurrió el incidente. Los operativos en torno a este caso continuarán de forma aleatoria.

La Procuraduría había adelantado antes que la bala que alcanzó a Hendrix fue disparada desde fuera de la sala y que entró por el techo de la misma.

Comentarios