Un municipio de Michoacán se queda sin policías tras la renuncia de todos los elementos

Publicado el  Miércoles 02 de enero de 2013

(20:10) Los seis policías de la Dirección de Seguridad Pública del municipio de Marcos Castellanos, en Michoacán, presentaron su renuncia al presidente municipal a causa de los ataques registrados en esa localidad y poblaciones cercanas los días 23 y 24 de diciembre, confirmaron autoridades estatales.

“Del cuerpo policíaco (sic) de Marcos Castellanos únicamente quedaban seis elementos y obviamente se sintieron desprotegidos, se sintieron numéricamente en desventaja y prefirieron pedirle al presidente municipal que los reubicara en otra tarea o que aceptara su renuncia”, dijo a medios locales Jesús Reyna, secretario de gobierno del estado de Michoacán, quien señaló que ya se ha establecido un operativo de vigilancia en ese municipio.

Magdalena Guzmán Rosas, vocera de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, dijo a CNNMéxico que “desde el viernes fueron enviados elementos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) a Marcos Castellanos y a la Nueva Base De Operaciones Mixtas (BOM) —ubicada— en Briseñas, donde además hay elementos de otras corporaciones (Ejército y Policía Ministerial)”. Por “motivos de logística” no detalló cuántos agentes fueron enviados.

El secretario de gobierno aseguró que ya no se han reportado más tiroteos en los municipios colindantes con el estado de Jalisco.

“Después de los hechos que se conocieron un poco antes del 23 de diciembre, hechos lamentables tanto en el estado de Michoacán como en el estado de Jalisco, no ha habido nuevas acciones que tuviésemos que comentar”, dijo.

Los días 23 y 24  de diciembre se registraron tiroteos que causaron siete personas muertas: dos en el municipio de Marcos Castellanos, uno en Yurécuaro y cuatro más, todos ellos policías, en Briseñas. Esos tres municipios se encuentran en los límites de los estados de Michoacán y Jalisco.

Esta no es la primera ocasión en que un municipio de Michoacán se queda sin policías. En 2008, todos los oficiales de la ciudad de Tancítaro renunciaron a su puesto luego de que algunos de sus compañeros fueran emboscados.

En 2010, también en Tancítaro,  todo el cabildo, incluidos los agentes municipales, renunciaron a raíz de presuntas amenazas del crimen organizado. Ese mismo año, todos los agentes de la policía municipal de Cherán renunciaron debido a la inconformidad de los habitantes, quienes declararon un gobierno autónomo que ahora cuenta con una policía comunal.

LEER OTRAS HISTORIAS EN NACIONAL

Un Comentario to “Un municipio de Michoacán se queda sin policías tras la renuncia de todos los elementos”

  1. [...] 2 de enero, el municipio de Marcos Castellanos en Michoacán se quedó sin policías tras la renuncia de todos los elementos a causa de ataques registrados en esa localidad y [...]

Comentarios