Yemen confirma la muerte del segundo de al Qaeda en la Península Arábiga

Publicado el  Jueves 24 de enero de 2013

(15:40) El segundo al mando de la célula de al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, por sus siglas en inglés) murió en una operación reciente contra el terrorismo, confirmó el gobierno yemení este jueves.

Abu Sufyan al Azdi, también conocido como Saeed al Shahri, murió tras resultar herido en la provincia de Saadah el 28 de noviembre pasado, indicó el Comité Supremo de Seguridad Nacional. El líder terrorista era uno de los hombres más buscados en Arabia Saudita.

Al Azdi fue enterrado por rebeldes vinculados a al Qaeda en una ubicación de Yemen no revelada, detalló el gobierno en un comunicado.

La confirmación ocurrió un día después de que un líder yihadista anunciara que al Azdi había muerto “después de una larga jornada de combate en la campaña”. Abdullah bin Muhammad usó su cuenta de Twitter para reportar la muerte. El tuit fue reproducido por el grupo de inteligencia SITE, que vigila el terrorismo global.

Al Azdi fue cofundador y emir sustituto de al Qaeda en la Península Arábiga y había “sobrevivido a múltiples operaciones en el pasado”, indicó el gobierno. “Fue un coconspirador en varias operaciones extranjeras de AQAP y estaba posiblemente involucrado en los secuestros y asesinatos de extranjeros en Yemen”, detalló el gobierno.

La muerte de al Azdi también fue reportada esta semana por la cadena de noticias árabe Al Arabiya, citando a sus familiares, pero tres altos funcionarios de Defensa yemeníes precisaron a CNN que el gobierno no tenía evidencia el fallecimiento.

Los reportes sobre la muerte de al Azdi comenzaron en septiembre, cuando Yemen se adjudicó falsamente el mérito en una operación aérea. Un mensaje de audio emitido el mes siguiente supuestamente mostró la voz del líder terrorista diciendo que estaba vivo.

Al Azdi pasó seis años en la prisión militar de Guantánamo antes de ser liberado en 2007. De nacionalidad saudí, escapó a Yemen en 2008.

El presidente de Yemen, Abdu Rabu Mansour Hadi, anunció en octubre que el país aumentaría sus operaciones militares con Estados Unidos contra las operaciones de al Qaeda. La actividad de aviones estadounidenses no tripulados —drones—se incrementó en 2012 con el objetivo puesto en los altos líderes de AQAP.

Comentarios